8 consejos para la conciliación de la vida familiar y laboral

La conciliación de la vida familiar y laboral es un reto para muchas madres y padres. Estos consejos te ayudarán a que sea una realidad

  • 5 min

Según los resultados de la encuesta ¿Cuánto tiempo tienes para tus hijos/as?, realizada por ARHOE-Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles, los padres y madres de España “están muy insatisfechos con el tiempo que dedican a sus hijos”. Concretamente, el 60,13 % expresa que les dedican menos tiempo del que consideran necesario. La encuesta no hace referencia al tiempo que los padres se dedican a ellos mismos. No existen datos al respecto, pero no hay que ser un gran adivino para intuir que tampoco estarán muy satisfechos con la realidad. Entre el trabajo, el hogar y el cuidado de los hijos la sensación generalizada es que a los días les faltan horas. En LILLYDOO, por desgracia, no podemos alargar los días (¡ya nos gustaría!), pero esperamos que estos ocho consejos que compartimos contigo para una mejor conciliación de la vida familiar y laboral te sean de ayuda para encontrar el equilibrio y la serenidad en tu día a día.

1. Di adiós a los roba tiempos

En la encuesta antes citada, el 98 % de los progenitores decía saber qué hacer para conseguir más tiempo que dedicar a sus hijos. Curiosamente, llamaba la atención que casi 4 de cada 10 encuestados señalasen que podrían conseguir ese tiempo para una mejor la conciliación de la vida familiar y laboral “desconectándose de algún dispositivo «con pantalla»”. No somos conscientes, pero cada día perdemos un tiempo valiosísimo haciendo scrollpor las pantallas de nuestros smartphones y tabletas, la mayor parte de las veces sin un fin específico. Así que el primer consejo es el más fácil de todos: siempre que no sea imprescindible, desconecta de las pantallas y aprovecha tu tiempo en la vida real.

2. El múltiple beneficio del teletrabajo

La pandemia y las restricciones a la movilidad que ésta ha impulsado han puesto en primer plano una medida que muchos padres y madres llevaban tiempo reivindicando: el teletrabajo. Hoy, si tu puesto de trabajo lo permite, encontrarás empleadores más abiertos a estudiar la petición. Estos meses de pandemia han servido para demostrar que trabajar desde casa incrementa la eficiencia de los trabajadores. Y, además, el teletrabajo tiene otro gran beneficio, y es que te permitirá ahorrar desplazamientos y, sin ellos, ganarás tiempo para tus días.

3. Pon límites al trabajo

El teletrabajo tiene un inconveniente y es que, si no sabemos separar bien, lo que en principio es una medida para la conciliación de la vida familiar y laboral puede acabar convertida en una condena. Establece horarios claros e intenta acordar con compañeros y superiores que las reuniones de equipo o las llamadas telefónicas no se produzcan más tarde de determinada hora. De esta forma te asegurarás de que el trabajo no acaba ocupando toda tu vida.

¡Di adiós a las irritaciones!

Pide ahora nuestro paquete de prueba gratuito y prueba 10 pañales hipoalergénicos y 15 toallitas biodegradables.

4. Adiós, culpa

Si algún día, por lo que sea, tienes esa reunión por la tarde, cuando tú pensabas estar con tus hijos, tampoco te fustigues. Y lo mismo si un día priorizas ir a correr por un parque, tomarte un café con una amiga o asistir a una clase de spinning y no llegas a todo lo demás. La culpa es un compañero habitual en la vida de muchos padres y, especialmente, de muchas madres. Al final, siempre tenemos la sensación de que podemos hacer más. Nuestra recomendación es que digas adiós a la culpa y para eso nada mejor que hacer las cosas que haces y tomar las decisiones que tomas con toda la seguridad del mundo. Tener las cosas claras ayuda a asumirlas mejor y a borrar cualquier atisbo de culpa.

5. Piensa en ti misma

Este consejo está muy en relación con el anterior. Y es que al final, antes que ser madres o padres somos personas que necesitamos nuestro espacio, tiempo para nosotros para respirar, liberar estrés y recargar pilas. Ya sea con una siesta para recuperar las horas de sueño perdidas, leyendo, haciendo deporte, yendo a un concierto o relajándote con un baño de agua caliente, tómate tiempo para ti y piensa en ti misma. Esos ratos de desconexión te ayudarán después a estar mejor tanto con tus hijos como en tu trabajo.

6. Un mejor reparto de tareas

En la encuesta ¿Cuánto tiempo tienes para tus hijos/as? hay otra cifra llamativa. El 26,80 % de los padres y las madres encuestados declaran que «repartir de forma más equitativa las tareas con mi pareja» es una medida que les permitiría dedicar más tiempo a los menores. También obvio, tener más tiempo para ellos mismos. En una sociedad como la nuestra, en la que en la mayoría de los casos los dos miembros de una pareja trabajan, repartir al 50% las tareas del hogar -y también la carga mental- e involucrar en ellas a los pequeños aventureros puede ayudar a que ambos progenitores tengan más tiempo para dedicar a sus hijos y también más tiempo para dedicarse a ellos mismos.

LILLYDOO momlife with baby

Suscríbete a nuestra newsletter #momlife

¡Y recibe contenido personalizado cada dos semanas!

7. Ahorra tiempo siempre que puedas

Hay múltiples decisiones que podemos tomar en nuestro día a día para ahorrarnos tiempo que luego podremos aprovechar en otras cosas que nos aporten mayores satisfacciones. Hacer la compra online (¡también la de los pañales con la caja mensual de LILLYDOO, por supuesto!), elegir colegio y extraescolares para nuestros hijos cerca de casa que nos eviten desplazamientos en coche o en transporte público, dedicar los domingos al BatchCooking para toda la semana u organizarnos con otros padres de compañeros del colegio de nuestros hijos para llevarlos a extraescolares o recogerlos a la salida, son alternativas muy interesantes para ganar algo de tiempo y contribuir a una mejor conciliación de la vida familiar y laboral.

8. Planificar para ser más eficientes

Parece una tontería, pero planificar tu día puede ser de gran ayuda para ser más eficiente y sacar más provecho a tu tiempo. Al final, ver por escrito las tareas pendientes ayuda a aligerar la carga mental. Eso sí, evita hacerte cada día interminables listas de tareas pendientes porque puedes conseguir el efecto contrario. Lo recomendable es establecerlas 2-4 prioridades del día -así empezarás el día sabiendo claramente qué tienes que hacer- y dejar espacio a los inevitables imprevistos que siempre hacen acto de presencia, sobre todo, cuando somos padres. Seguro que sabéis de qué hablamos… 😉

Esperamos que estos ochos consejos te ayuden a mejorar la conciliación de la vida familiar y laboral. Al final se trata de una receta que es una pizca de sentido común y otra pizca de encontrar los ritmos -personales- que a cada uno de nosotros nos hacen sentir bien en todas las facetas de nuestra vida.

Te podrían gustar también estos artículos

8 ideas originales para anunciar tu embarazo Artboard Copy 2 Created with Sketch.

8 ideas originales para anunciar tu embarazo

Saber que estás embarazada provoca una felicidad enorme y unas ganas irreprimibles de gritar a los cuatro vientos tu ...

  • 6 min
Embarazo
5 consejos para preparar y organizar el cambiador del bebé Artboard Copy 3 Created with Sketch.

5 consejos para preparar y organizar el cambiador del bebé

Durante el tercer trimestre del embarazo y muy especialmente en las semanas previas al nacimiento de tu pequeño ...

  • 5 min
La vida del bebé
10 cosas a tener en cuenta para organizar tu baby shower Artboard Copy 2 Created with Sketch.

10 cosas a tener en cuenta para organizar tu baby shower

Aunque tiene su arraigo en Estados Unidos y algunos países de Sudamérica, la baby shower o fiesta de nacimiento tiene ...

  • 8 min
Embarazo