Niño pequeño en el orinal

Entrenamiento para ir al baño

¿Ha llegado el momento de dejar el pañal? Claves y pautas del proceso

  • 6 min

Entre los dos y los tres años, los niños comienzan a controlar esfínteres y es un buen momento para iniciar el camino para dejar el pañal. No en todos los niños ese control se da al mismo tiempo, dependerá de su nivel madurativo, pero sí que hay algunas ideas generales que nos pueden ayudar a detectar cuándo ha llegado el momento, cómo acompañar este proceso y qué es normal y qué no durante el mismo. En el siguiente artículo resolvemos algunas de las dudas más habituales para que puedas afrontar este nuevo reto con confianza. ¡Allá vamos!

¿Cuándo se alcanza el control de esfínteres?

Hasta alrededor de los dos o tres años, los bebés vacían su vejiga y sus intestinos sin que tengan conciencia de ello. Es un acto fisiológico más como puede ser respirar. E insistimos en ese “alrededor de los dos o tres años” porque si bien hay niños que comienzan a tomar conciencia de cuándo quieren hacer pis o caca antes, otros lo harán después. Y, en casi todos los casos, será normal.

La conciencia de esa necesidad llega antes que el control de esfínteres, que es una capacidad que se irá adquiriendo poco a poco. No es algo que se pueda enseñar, sino que se trata de uno de los hitos madurativos. Al igual que no podemos enseñar a un bebé a pestañear, a caminar o a masticar la comida, tampoco podemos entrenarle para que controle los esfínteres. Todo dependerá de cuándo esté preparado fisiológica y psicológicamente. Es por ello que para que un niño pueda dejar el pañal, antes ha tenido que llegar hasta aquí, algo que puede ocurrir a los dos años, pero también a los cuatro; llegando incluso hasta a los cinco en el caso del pañal nocturno.

Descarga la App LILLYDOO

Desliza, da a me gusta y haz un match para encontrar el nombre perfecto para tu bebé. Además también podrás gestionar tu caja mensual. ¡Todo esto desde tu móvil!

¿Cómo sé si mi hijo está listo para dejar el pañal?

De nada sirve intentar que un niño haga pis o caca en el baño o en un orinal si no está preparado para ello. Sí que podemos detectar cuándo comienza a tener la percepción de que su cuerpo necesita expulsar estos fluidos y, entonces, comenzar el entrenamiento para dejar el pañal. Algunas señales que, según la Asociación Española de Pediatría, pueden darte pistas:

  • Si el niño puede caminar sin ayuda, tiene una buena coordinación de las manos y pies y es capaz de vestirse y desvestirse.

  • Si el niño ya es capaz de seguir instrucciones sencillas como levantarse o sentarse de una silla.

  • Si sospechamos que controla la vejiga. Para ello bastará con ver si el pañal se mantiene seco durante más tiempo o si nos cuenta por sí mismo que va a hacer pis o caca.

¿Cómo empezar el entrenamiento para ir al baño?

  • En primer lugar, hay que evitar que este proceso se convierta en algo desagradable o en un motivo de preocupación. Entendemos que en muchos colegios se obliga a que los niños acudan a los tres años ya sin pañal, lo cierto es que no hay una norma que así lo estipule. Hablando con el centro y con otras familias podéis pedir que se contemplen según qué particularidades porque, como ya hemos señalado más arriba, no todos los niños alcanzan el control de esfínteres al mismo tiempo. Los bebés y los niños necesitan mucha empatía y tiempos que muchas veces no les damos.

  • Cuando percibas que tu pequeño aventurero va tomando conciencia del control de esfínteres, anímale a que elija contigo un accesorio adecuado para el siguiente paso: ir al baño. A tu disposición tienes el clásico orinal pero también adaptadores para el WC. Al involucrar a tu pequeño aventurero en la elección de este accesorio, podrías alentar su deseo de usarlo y que vea más claro poder dejar el pañal.

  • Puedes ir quitándole el pañal durante unas horas al día y ofrecerle el orinal de vez en cuando para que pueda evaluar sus necesidades y a expresarlas. Sobre todo, no lo obligues a nada, tu hijo puede perder el interés por este nuevo elemento por completo.

  • A veces, el anuncio de que tu hijo tiene ganas de orinar y el momento en que sucede es bastante corto, incluso algo tarde. Usar ropa fácil de quitar y poner le ayudará en el proceso. Los pañales-braguita LILLYDOO kids son ideales para esta etapa ya que puede bajarlos y subirlos de forma sencilla.

  • Fomenta una buena comunicación y explícale en todo momento lo que va a ir ocurriendo. Saber cómo va a ser el proceso y por qué se está produciendo este cambio en su vida le ayudará a afrontarlo mejor.

  • Por último, ya sabes que los bebés y los niños aprenden por imitación. Cuando iniciéis el entrenamiento para dejar el pañal insiste en que te acompañe al baño. Explícale lo que haces, dónde lo haces y por qué.

Nuestros pañales delicados con la piel

Nuestros pañales son ideales para pieles sensibles y absorben el líquido rápidamente. ¿Y los diseños? ¡Super originales!

¿Qué debemos evitar?

No es una buena idea poner a tu hijo en el orinal o sobre el reductor del WC durante horas con un cuento o con la tablet para que se vaya familiarizando. El momento de ir al baño debe ser puntual, algo que ocurre por un motivo. Que pase horas sentado no le familiariza con la nueva situación ni acelera el proceso de aprendizaje.

Si ves que los primeros intentos no funcionan, es posible que tu hijo aún no esté listo para aprender a ir al baño. Es mejor guardar el orinal y ofréceselo en unas semanas que insistir, ya que así podríamos provocar un efecto de rechazo.

Otra cuestión para tener en cuenta es que los escapes son normales. No regañes a tu hijo ni le culpes de estos accidentes. Son completamente normales y hacerlo es contraproducente. Y, por supuesto, evita los premios y los castigos ya que lejos de ser educativo, puede incentivar la aparición de otras problemáticas nada deseables.

¿Qué recursos son útiles para acompañar el proceso?

Los álbumes ilustrados son siempre un recurso fantástico y actualmente, además, tenemos una oferta muy amplia de temáticas para trabajar con los más pequeños. Te advertimos que un libro por sí mismo no va a contener la fórmula mágica para que el proceso para dejar el pañal se acelere, pero sí que ayuda a los más pequeños a sentirse acompañados y comprendidos. También para que vean que lo que les pasa es normal y natural. Desde Pekeleke nos proponen ni más ni menos que 10 cuentos para dejar el pañal que pueden ser muy interesantes. Te recomendamos que tomes nota de alguna de las lecturas y que disfrutéis de este etapa porque como dice su autora, “el pañal no se quita, el pañal se deja cuando el niño ya no lo necesita”. Otra de nuestras recomendaciones es el minicurso gratuito “Adiós pañal” de la pediatra Anna Estapé, así como su libro Lia deja el pañal, disponible en español y en catalán.

Esperamos que te sirvan estos consejos, recomendaciones y herramientas para acompañar a tu bebé a dejar el pañal de una manera respetuosa y con mucho amor. :)

Te podrían gustar también estos artículos

La crisis de los dos años Artboard Created with Sketch.

La crisis de los dos años

Es probable que al aproximarse que tu bebé cumple los dos años hayas sentido que se ha transformado. Ese bebé tierno y ...

  • 6 min
Niños
Consejos para apoyar la autonomía de los niños Artboard Created with Sketch.

Consejos para apoyar la autonomía de los niños

Como padres y madres podemos caer en la tentación de querer hacer todo por nuestros pequeños aventureros con la idea de ...

  • 7 min
Niños
Cómo ayudar a tu hijo a dejar el chupete Artboard Created with Sketch.

Cómo ayudar a tu hijo a dejar el chupete

Una de las funciones que el bebé desarrolla ya en el útero de la madre es la succión. Esto le permite que al nacer ya ...

  • 6 min
Niños