Heces del bebé sano

La frecuencia y la consistencia de las heces del bebe dicen mucho sobre su salud

  • 6 min

Las heces del bebé son un tema frecuente de preocupación y conversación entre padres y madres. También fuente inagotable de curiosidades, experiencias más o menos desternillantes y bromas escatológicas. No es para menos. Y es que cuando un recién nacido llega a casa, una de las tareas a las que más tiempo dedican los progenitores es a cambiar pañales y a limpiar cacas. Tanto es el tiempo que se dedica a esta tarea, que no es raro que acabemos convertidos en absolutos expertos en heces y que al mínimo cambio en las deposiciones nos salten todas las alarmas. Como principio básico: ¡Que no cunda el pánico! Los cambios en las heces del bebé, salvo algunos casos que comentaremos a continuación, son absolutamente normales, fruto del desarrollo y de la maduración de su sistema digestivo.

Dicho esto, en las siguientes líneas compartimos con vosotros cómo suelen ser las deposiciones de los bebés dependiendo de su tipo de alimentación (leche materna o artificial), toda una gama de colores (ríete de los catálogos de pinturas); así como cuál suele ser la frecuencia de esas deposiciones y cuándo es recomendable consultar con el pediatra. ¿Nos acompañáis por este viaje al apasionante mundo de la caca infantil?

¡Di adiós a las irritaciones!

Pide ahora nuestro paquete de prueba gratuito y prueba 10 pañales hipoalergénicos y 15 toallitas biodegradables.

Frecuencia y color de las heces del bebé

La gama de colores de las heces del bebé, así como su consistencia y frecuencia, puede variar según el tipo de alimentación y del momento del desarrollo de tu pequeño aventurero. Esta es, de forma orientativa, una guía de colores que puede servir de referencia para saber que las cacas de tu recién nacido son absolutamente normales:

Bebés recién nacidos:

Durante los primeros 3-5 días de la vida de tu pequeño aventurero es absolutamente normal que sus deposiciones adquieran una tonalidad verde oscura e incluso negra. Esa tonalidad es fruto de la expulsión del meconio, una sustancia que alberga todos los restos de la gestación que han ido entrando en el organismo del bebé durante los meses de embarazo. Expulsar el meconio a través de las heces, como decimos, es absolutamente normal, pero también absolutamente necesario, ya que esos residuos deben abandonar el intestino del recién nacido para que éste sea capaz de digerir bien la leche, ya sea materna o artificial.

Bebés alimentados con lactancia materna:

Una vez expulsado todo el meconio, los bebés alimentados con leche materna pueden realizar entre 6-8 deposiciones al día (el número se va reduciendo con el paso de los meses, gracias al desarrollo de su sistema digestivo) de una consistencia que tira más bien al líquido (normal, si tenemos en cuenta que sólo ingieren líquido). Las heces del bebé que toman lactancia materna suelen ser de color amarillo mostaza u amarillo claro, pero este color puede derivar incluso hacia tonalidades verdes o anaranjadas, sin que eso sea indicativo de ningún problema y únicamente consecuencia del propio metabolismo de tu pequeño aventurero o de la mayor o menor frecuencia de sus deposiciones.

Bebés alimentados con leche artificial:

Las leches de fórmula provocan una digestión más lenta y pesada, lo que tiene una consecuencia directa sobre las heces del bebé. Por un lado, las deposiciones son menos frecuentes, entre 3-4 al día o incluso menos. Por otro, su consistencia también suele ser mayor y tienden a expulsar un olor más desagradable (las heces de bebé alimentado con leche materna apenas huelen o desprenden un olor dulzón). Por último, su coloración también es diferente, ya que en el caso de los bebés alimentados con leche artificial las cacas suelen acercarse más a un color dorado/verdoso, próximo al marrón.

Bebés que empiezan con la alimentación complementaria:

Cuando un bebé empieza a introducir en su dieta, a partir de alrededor de los seis meses, otros alimentos además de la leche (materna o artificial), las cacas son el primer síntoma de que, efectivamente, está comiendo. Por un lado, las heces del bebé se vuelven mucho menos frecuentes (1/2 al día como mucho), más sólidas y parecidas en su textura a las de los adultos, y con un olor mucho más fuerte. En el caso de los bebés cuyos padres optan por Baby Led Weaning como método de introducción de la alimentación complementaria, estas heces, además, pueden llegar al pañal con trozos de alimentos que el sistema digestivo, aún en desarrollo, no ha digerido. Por lo que respecta a los colores, estos abarcan una gran variedad de tonalidades, desde el marrón, hasta diferentes tonos de verde, rojo o naranja, que pueden estar provocados por la ingesta de alimentos de esas tonalidades como pimientos, brócoli, sandía o zanahorias.

Nuestros pañales delicados con la piel

Nuestros pañales son ideales para pieles sensibles y absorben el líquido rápidamente. ¿Y los diseños? ¡Super originales!

Colores o síntomas que invitan a vigilar las heces del bebé

Como habéis comprobado, el concepto de normalidad de las heces del bebé es muy amplio. No obstante, como comentábamos al principio, las deposiciones de nuestros bebés también pueden darnos una señal de alarma de que algo no funciona bien en su sistema digestivo. Estos son algunos de los síntomas y colores que es recomendable vigilar:

Heces rojas o con hilos rojos:

Como explicábamos antes, los bebés que ya ingieren alimentos sólidos pueden hacer heces rojizas si han comido alimentos de esa tonalidad como pimientos, tomates o sandías. Si no es el caso, las heces con tonalidades rojas o con hilos rojos deberían ser un motivo de seguimiento y, llegado el caso, de consulta con el pediatra, ya que ese color, entre otros motivos, puede ser debido a la sangre de una fisura o resultado de una alergia o intolerancia alimentaria.

Diarrea:

En los bebés que todavía toman únicamente leche (materna o artificial) no es fácil identificar la diarrea, ya que las deposiciones, como hemos comentado, son bastante continuas y líquidas. No obstante, podemos observarla si las deposiciones se incrementan incluso más en frecuencia y son todavía más líquidas. El mayor riesgo en estos casos es la deshidratación, así que la mejor cura contra la diarrea es seguir alimentándolos con lactancia a demanda. En el caso de que la diarrea persista en el tiempo o de que el bebé también presente fiebre, la recomendación es consultar al pediatra.

Estreñimiento:

Más fácil es identificar el estreñimiento, ya que las heces se muestran considerablemente más duras y podemos observar que el bebé necesita hacer mucha fuerza para hacer caca. Si el estreñimiento se alarga, es conveniente también consultar al médico de familia, ya que éste puede acabar provocando fisuras y sangrado.

También es importante vigilar las heces negras una vez ha pasado la primera semana de vida y el bebé ha expulsado todo el meconio de su organismo, ya que pueden ser síntoma de que el bebé no está digiriendo los alimentos como debería. Al igual que las negras, sus opuestas, las heces blancas también escapan por completo a la normalidad y pueden ser un síntoma de que el hígado de tu pequeño aventurero no esté produciendo suficiente bilis para ayudarle a digerir correctamente los alimentos.

En todo caso, sean como sean las heces del bebé, te recordamos que, para evitar accidentes y escapes, es especialmente importante que el pañal que utilices quede ajustado como “anillo al dedo” en el cuerpo de tu bebé. En ese sentido, gracias a su ajuste ideal y a su poder superabsorbente, los pañales LILLYDOO son un seguro de protección para tu pequeño aventurero y una garantía para evitarte sorpresas desagradables.

Te podrían gustar también estos artículos

Todas las revisiones pediátricas durante los dos primeros años Artboard Copy 3 Created with Sketch.

Todas las revisiones pediátricas durante los dos primeros años

Uno de los aspectos más importantes para garantizar la salud y el correcto desarrollo de tu bebé durante sus dos ...

  • 5 min
La vida del bebé
5 consejos para preparar y organizar el cambiador del bebé Artboard Copy 3 Created with Sketch.

5 consejos para preparar y organizar el cambiador del bebé

Durante el tercer trimestre del embarazo y muy especialmente en las semanas previas al nacimiento de tu pequeño ...

  • 5 min
La vida del bebé
Alimentación complementaria: ¿cuándo y cómo empezar? Artboard Copy 3 Created with Sketch.

Alimentación complementaria: ¿cuándo y cómo empezar?

Llega un momento en el que tu pequeño aventurero comienza a necesitar otros alimentos además de la leche materna o la ...

  • 7 min
La vida del bebé