Mamá con su bebé recién nacido

Cosas de las que nadie habla sobre el parto y los primeros días

Los partos no son como en el cine y es probable que los primeros días con tu bebé sean toda una sorpresa.

  • 7 min

Tu cuerpo está preparado para gestar a tu bebé, traerlo al mundo y alimentarlo. ¿No te parece maravilloso tener esta capacidad? Tras los nueve meses de embarazo estarás deseando encontrarte con tu bebé y el parto será el final de ese camino. Sabemos que es posible que tengas muchas dudas e incertidumbres relacionadas con el parto y el posparto. Asimismo, es posible que no tengas muchos referentes alrededor, en el siguiente artículo te desvelamos algunas cosas de las que nadie habla sobre el parto y los primeros días con tu bebé. ¡Allá vamos!

6 Cosas de las que nadie te habla sobre el parto

El inicio del parto es un momento muy emocionante. Después de tantas semanas esperando, por fin vas a conocer a tu bebé. Se trata de un momento importante que recordarás siempre, por lo que convienen tener toda la información posible para vivirlo con naturalidad y tranquilidad. Al fin y al cabo, es un momento único. A continuación te contamos 8 cosas de las que nadie te habla sobre el parto:

1) Fecha probable del parto: Cuando acudes por primera vez a la consulta de tu matrona o ginecólogo se hace una estimación de la fecha probable en la que nacerá tu bebé en base a la fecha de la última regla. Es lo que se llama FPP (Fecha Probable de Parto). Según la Organización Mundial de la Salud, el embarazo se considera a término entre la semana 37 y la 42, que será el momento en el que se produzca el parto. La FFP se marca en la semana 37, pero lo cierto es que es tan normal dar a luz en la semana 37 como en la 42. Tranquila si has pasado tu FPP y tu bebé no ha nacido, aún tiene unas semanas de margen para coger fuerzas para lo que viene.

2) Plan de parto y nacimiento: Muchas mujeres desconocen que pueden elaborar su propio plan de parto. Se trata de un documento en el que puedes expresar tus deseos y preferencias con respecto a la atención sanitaria de tu parto. Lo ideal es elaborar este documento entre las semanas 28 y 32, para tomar conciencia del proceso y resolver todas las dudas posibles antes del gran momento. ¿Qué información aporta? Tus deseos en cuanto al acompañante, la posición del parto, la movilidad, el manejo del dolor o las intervenciones tanto en ti como en tu bebé, entre otros. El Ministerio de Sanidad ofrece la guía Plan de parto y nacimiento en la que explica de forma muy clara y sencilla todo lo que debes saber sobre las fases del parto y sobre lo que puedes exponer en tu plan de parto. También hay asociaciones como El parto es nuestro en las que encontrarás toda la información necesaria, como este ejemplo de plan de parto. Pregunta a tu matrona o en tu hospital de referencia todas las dudas que tengas.

Nuestros pañales delicados con la piel

Nuestros pañales son ideales para pieles sensibles y absorben el líquido rápidamente. ¿Y los diseños? ¡Super originales!

3) Contracciones: Las contracciones son el pistoletazo de salida. Sin ellas no es posible que el útero se modifique y se dilate, algo esencial para desencadenar el nacimiento. Se inician gracias a los altos niveles de oxitocina, la hormona encargada de iniciar este proceso, pero antes, durante el embarazo, tu cuerpo ya ha estado practicando. Seguro que notas, o has notado en algún momento del embarazo, las llamadas contracciones de Braxton Hicks: tu tripa se pone dura durante unos segundos y luego vuelve a su posición normal. No son dolorosas, como las de las fases del parto, pero al útero le sirve de entrenamiento. Es probable que tu matrona ya te haya adelantado que las contracciones del parto son distintas: más intensas, duraderas y mantienen un ritmo. Cuando los dolores de parto van aumentando, el momento del parto estará más cerca, pero para llegar aquí pueden pasar muchas horas (sobre todo si es un primer parto). Ten paciencia, tienes toda la vida para disfrutar de tu bebé.

4) Los partos no son como en el cine: ¿Te has fijado en que todos los partos se inician con un “he roto aguas”? Pues nada más lejos de la realidad. Ni la rotura de la bolsa es tan escandalosa como se muestra en las películas ni siempre es tan evidente. Cuando se rompe aguas sí es cierto que se suele iniciar el proceso de parto en el 90% de los casos en las siguientes 24 horas. Si no se produce en este período es probable que quienes te atiendan opten por estimular el proceso, pero lo normal es que sea espontáneo. ¡Ah! Y aunque se rompa la bolsa no hay que salir corriendo. Que se rompa no quiere decir que el parto sea inminente, ya has visto que pueden pasar muchas horas. Debes ir al hospital cuando las contracciones sean más intensas y regulares –esto es lo que indica que se acerca el momento y no romper aguas– o si el líquido es de color verde, negro o rojo, ya que en este caso es recomendable comprobar que todo va bien.

5) Manejo del dolor: No todas las mujeres optan por la anestesia epidural para el manejo de los dolores de parto. Existen otras alternativas para sobrellevar el dolor como la creación de un ambiente tranquilo, la posibilidad de caminar y moverse o elegir las posturas más adecuadas en cada contracción. También existen otras opciones no farmacológicas que se pueden ofrecer en el hospital en las fases del parto como óxido nitroso, inyecciones de agua estéril o bañera de agua caliente. Es muy recomendable que acudas durante el embarazo a tu hospital de referencia para conocer las posibilidades que ofrecen y que puedas vivir un parto en el que se respeten tus deseos.

6) La parte emocional del parto: Ya te hemos avanzado más arriba que el parto es un momento muy importante y lo recordarás toda la vida. Es normal que afloren emociones como el miedo o la inseguridad, por eso es importante ir gestionando estas emociones durante el embarazo. A veces nuestras expectativas sobre el tipo de parto no se cumplen, pero ir preparadas emocionalmente, así como tener toda la información posible sobre las fases del parto, el tipo de acompañamiento y el manejo de los dolores de parto, es esencial para que vivas una experiencia satisfactoria. Además del grupo de preparación al parto a menudo surgen grupos de apoyo de madre a madre, y pueden venirte muy bien para compartir miedos, expectativas o resolver dudas. En internet te resultará fácil encontrar el más cercano a ti, pero seguro que tu matrona también puede ayudarte a encontrar grupos de apoyo.

¡Di adiós a las irritaciones!

Pide ahora nuestro paquete de prueba gratuito y prueba 10 pañales hipoalergénicos y 15 toallitas biodegradables.

Cosas que quizás no sepas sobre el postparto

Por fin llega el momento de tener a tu pequeño aventurero en brazos. Sentir a tu bebé encima de ti es uno de los momentos más emocionantes que se pueden vivir. Atrás han quedado los nueve meses de embarazo, en los que sentías a tu bebé dentro, y, tras el parto, llega el momento de iniciar una etapa fascinante repleta de retos. ¡Muchísimos retos! Empezando por esos primeros días de adaptación a la nueva vida y de conocimiento mutuo. ¿Preparada? Empieza el viaje.

  • Los loquios: Los loquios son secreciones que expulsa la vagina tras el parto y que te acompañarán en las próximas cuatro semanas. Se componen de tejido de la placenta, moco cervical y restos del parto y son muy similares a una regla. La matrona valorará contigo durante los primeros días si la cantidad y su aspecto son normales.

  • Los entuertos: Muchas mujeres notan los primeros días tras el parto unas contracciones muy intensas. No, el parto no ha vuelto a empezar. Son los entuertos, contracciones que suelen aparecer a las 48 horas tras el parto y que tienen la misión de devolver al útero su tamaño normal. Normalmente se producen sólo durante tres o cuatro días, pero pueden alargarse hasta una semana.

  • Sentimientos encontrados: Se suele hablar del enamoramiento que se produce con el bebé cuando nace, sin duda no hay un torbellino de amor igual, pero esto no siempre es de color de rosa. A veces el cansancio y el tipo de parto influyen en ese encuentro tan especial y cuando tu bebé nazca sólo necesitas descansar. No te culpes, es completamente normal. Ya habrá tiempo de conectar y de disfrutar de la ternura.

  • Las visitas al recién nacido: Uno de los motivos que más desencuentros provocan en las parejas es la gestión de las visitas del recién nacido. Y es que, si bien cuando nace un bebé todos los familiares y amigos están deseando conocerle, lo cierto es que no siempre las visitas vienen bien al bebé y a la madre. Ten en cuenta que estos primeros días son momentos de mucha intensidad emocional, de cansancio, momentos en los que debe primar que ambos os sintáis bien, tranquilos. Puedes apoyarte en tu pareja para que sea quien se encargue de esta parte, y liberarte de la gestión de las visitas. Mejor si son cortas, en grupos pequeños y dentro de unos horarios acordados, pero mejor aún si quienes acuden a veros lo hacen con cuidado, regalos útiles de verdad (tápers de comida y manos para ofrecerse a hacer recados) y con toneladas de respeto ante vuestras decisiones.

Te podrían gustar también estos artículos

Cómo cambiar el pañal de tu bebé en 7 pasos Artboard Copy 4 Created with Sketch. Artboard Copy 3 Created with Sketch.

Cómo cambiar el pañal de tu bebé en 7 pasos

Una de las acciones que más vas a llevar a cabo cuando nazca tu hijo, al menos durante los dos o tres primeros años de ...

  • 6 min
Nacimiento y primeros días
10 cosas a tener en cuenta para organizar tu baby shower Artboard Copy 2 Created with Sketch.

10 cosas a tener en cuenta para organizar tu baby shower

Aunque tiene su arraigo en Estados Unidos y algunos países de Sudamérica, la baby shower o fiesta de nacimiento tiene ...

  • 8 min
Embarazo
Aprende a distinguir los distintos tipos de contracciones de parto Artboard Copy 4 Created with Sketch. Artboard Copy 2 Created with Sketch.

Aprende a distinguir los distintos tipos de contracciones de parto

A lo largo de los nueve meses de embarazo es habitual sentir en algún momento contracciones. Éstas son distintas a las ...

  • 7 min
Nacimiento y primeros días