Bebé en el cambiador con su madre

5 consejos para preparar y organizar el cambiador del bebé

Qué cosas no pueden faltar en el cambiador del bebé y por qué es importante tener todo lo necesario a mano

  • 5 min

Durante el tercer trimestre del embarazo y muy especialmente en las semanas previas al nacimiento de tu pequeño aventurero, es muy probable que sufras lo que se conoce como “Síndrome del nido” un tipo de conducta bastante habitual en las mujeres embarazadas que se caracteriza por una necesidad incontrolable de poner a punto (limpiar, ordenar y decorar) la casa y más en concreto la habitación del bebé. En esa puesta a punto de tu nido no debes pasar por alto la importancia de preparar el cambiador del bebé ya que, como pronto podrás comprobar, éste será un lugar en el que tu pequeño y tú paséis mucho tiempo durante sus primeros meses de vida 😉

A continuación, te ofrecemos una serie de consejos para preparar y organizar el cambiador del bebé que te pueden ser muy útiles en los próximos meses de crianza y cuidados maternos.

Consejos para preparar el cambiador del bebé

1. Asegúrate de tener todo lo importante a mano: Una de las máximas de seguridad a tener en cuenta es que nunca podemos dejar solo a nuestro pequeño aventurero en el cambiador, ni siquiera apartar la vista un segundo de él. ¿Por qué? Porque como descubrirás pronto los bebés se mueven mucho, así que no es difícil que se caigan sin querer del cambiador si no estamos 100% atentos. Esta circunstancia explica por sí misma nuestro primer consejo: la necesidad de tener todo lo importante a mano. En un artículo sobre la decoración de la habitación del bebé te recomendábamos poner una cómoda-cambiador, lo que adquiere todo el sentido del mundo con este consejo, ya que una cómoda-cambiador te brinda varios cajones de almacenaje en los que puedes tener a mano y organizado todo lo que necesitas para cambiar a tu pequeño aventurero: pañales, toallitas, cremas, ropa, toallas, etc. Sin embargo, si has optado por una bañera con cambiador o por cualquier otro tipo de cambiador no te preocupes, porque todos suelen tener espacios para organizar y tener al alcance de la mano los objetos básicos a la hora de cambiar a tu bebé. Y si no es así, tampoco hay problema, ya que hoy en día tienes a tu disposición muchas alternativas de organizadores que podrás adaptar sin problema al cambiador del bebé.

Nuestros pañales delicados con la piel

Nuestros pañales son ideales para pieles sensibles y absorben el líquido rápidamente. ¿Y los diseños? ¡Super originales!

2. Busca tu comodidad y la de tu bebé: Otra de las razones por las que te recomendamos en su momento la cómoda-cambiador es la altura a la que queda el cambiador, generalmente entre 90 centímetros y un metro, una altura muy recomendable para la comodidad y el bienestar de la espalda en personas de una altura media. Piensa que durante los primeros meses de vida de tu bebé pasarás mucho tiempo con él en el cambiador (¡los bebés hacen caca y pis sin parar!), así que buscar la comodidad es fundamental. En el caso de que, por ejemplo, entre tu pareja y tú exista mucha diferencia de altura, una buena alternativa es hacerse con un cambiador ajustable en altura. Tendréis que cambiarlo a menudo de posición, pero vuestras espaldas agradecerán esta ventaja. A la hora de preparar el cambiador del bebé también es muy importante tener en cuenta la comodidad de nuestro pequeño aventurero. Al fin y al cabo, ¡él también va a pasar mucho tiempo en ese espacio! Asegúrate de que la colchoneta del cambiador es cómoda y, a poder ser, antideslizante; y de que tenga unas medidas suficientes para garantizar su movilidad y que no se le quede pequeña al primer estirón. ¡Los bebés crecen muy rápido!

3. Evita peligros innecesarios: Los padres y las madres tendemos a desarrollar un sexto sentido para evitar peligros innecesarios a nuestros pequeños aventureros. Ese sexto sentido también nos debe orientar a la hora de preparar el cambiador del bebé. Así, por ejemplo, es recomendable no colocar el cambiador debajo de estanterías o cualquier objeto colgado en la pared que, por accidente o descuido, pueda caer sobre el bebé mientras le cambiamos. También procurar que no haya tomas de corriente eléctrica muy próximas al cambiador y al alcance del bebé. Cuando son recién nacidos el peligro en este sentido no es muy grande, pero en cuanto tienen tres o cuatro meses los bebés ya intentan tocar y coger todo lo que está a su altura, así que mejor evitar el increíble poder atracción que siempre tienen los enchufes para ellos.

¡Di adiós a las irritaciones!

Pide ahora nuestro paquete de prueba gratuito y prueba 10 pañales hipoalergénicos y 15 toallitas biodegradables.

4. Elige una habitación bien climatizada: De la misma forma en que explicábamos en el artículo sobre la decoración de la habitación, no todas las familias tienen la opción de elegir dónde colocar el cambiador. A veces sólo cabe en la habitación del bebé. Otras veces, sin embargo, el único lugar en el que se encuentra un espacio es en el baño. Independientemente de las circunstancias de cada cual, no obstante, sí que es recomendable que la habitación donde se sitúe el cambiador tenga calefacción y esté bien climatizada (lo recomendable es una temperatura entre los 22º y los 24º), sobre todo en los meses fríos y más duros del invierno, de esta forma podrás tener a tu bebé desnudo sin miedo a resfriados. Si por el motivo que sea esto no es posible, una alternativa es calentar la habitación donde está el cambiador con un calefactor o una estufa unos minutos antes de cambiar al bebé, para de esta forma crear un ambiente más adecuado para la operación cambio de pañal.

5. Piensa en el entretenimiento de tu bebé: Para los padres y las madres puede llegar a hacerse pesado cambiar pañales una y otra vez. ¡También para los bebés, no te vayas a creer! Especialmente conforme se van haciendo mayores y se empiezan a mover más, ya que en ese momento ir al cambiador supone para ellos una interrupción en su actividad que no siempre reciben de buen gusto. Para evitar ese movimiento continuo o las negativas, que también las habrá y que en muchas ocasiones te dificultarán el proceso, la mejor estrategia es la distracción. Así que siempre es bueno tener a mano sus juguetes o peluches preferidos o, incluso recurrir al canto de canciones infantiles. ¡Cualquier estrategia que sirva para entretener a tu pequeño aventurero y que haga más agradable el momento de cambio de pañal es válida!

Esperamos que te sean de ayuda estos consejos para preparar y organizar el cambiador del bebé. Y, sobre todo, esperamos que disfrutes de los momentos mágicos que se viven en él. Si te animas, estaremos felices de ver cómo ha quedado el cambiador que has preparado para tu pequeño aventurero. ¡Puedes subir una foto y etiquetarnos en Instagram!

Te podrían gustar también estos artículos

10 cosas asombrosas sobre tu recién nacido    Artboard Copy 3 Created with Sketch.

10 cosas asombrosas sobre tu recién nacido

¡Qué emoción! por fin tienes a tu pequeño aventurero en brazos! Has estado esperando este momento tanto tiempo que ...

  • 6 min
La vida del bebé
Ejercicio para embarazadas: deportes para cuidar tu salud durante la gestación Artboard Copy 2 Created with Sketch.

Ejercicio para embarazadas: deportes para cuidar tu salud durante la gestación

¿Practicabas de forma habitual algún deporte antes de quedarte embarazada o, por el contrario, eres de las que apenas ...

  • 5 min
Embarazo
8 ideas originales para anunciar tu embarazo Artboard Copy 2 Created with Sketch.

8 ideas originales para anunciar tu embarazo

Saber que estás embarazada provoca una felicidad enorme y unas ganas irreprimibles de gritar a los cuatro vientos tu ...

  • 6 min
Embarazo