Bebé comiendo solo (BLW)

5 recetas fáciles para Baby-Led Weaning (BLW)

Descubre estas recetas aptas para la alimentación complementaria a demanda

  • 5 min

Iniciar el camino de la alimentación complementaria con tu pequeño aventurero es, sin duda, un momento apasionante. Tu pequeño aventurero ya no solo tomará leche materna o, en su defecto, artificial, sino que comenzará a probar un montón de nuevos sabores y texturas y seguirá entrenando sus papilas gustativas. Recuerda que durante el primer año no se recomienda cocinar con sal, azúcar o miel, ni ofrecer pescados grandes –como el atún o el pez espada–, hortalizas de hoja verde en grandes cantidades, frutos secos enteros –sí molidos o cremas de frutos secos untadas en fruta o pan–, ni leche de vaca y sus derivados.

Para ayudarte a disfrutar al máximo de esta nueva etapa - ¡y es que ver a tu niño comer es toda una experiencia! - vamos a proponerte algunas recetas saludables que pueden entusiasmar a tu bebé a partir de los seis meses y que son aptas para Baby-led Weaning.

¿Qué es el BLW? Estas siglas provienen de <Baby-Led Weaning>, que se podría traducir como alimentación dirigida por el bebé o autorregulada, ya que consiste en permitir que el bebé se alimente por sí mismo desde el principio, ofreciéndole trozos de alimentos blandos que pueda tomar con las manos para llevárselos a la boca, masticarlos (con las encías si aún no tiene dientes) y, una vez que se sienta preparado, tragarlos. Llorca, J. y Gómez, M. (2018). Sin dientes y a bocados.

1. Bolas de arroz con verduras

Qué necesitas:

  • 1/2 vaso de arroz

  • 1 vaso de caldo de verduras o agua

  • 1 zanahoria

  • 2 flores de brócoli

  • Especias al gusto

Cómo hacerlo:

  1. Deja el arroz a remojo unas horas para que suelte el almidón y después cuécelo con el caldo de verduras o agua siguiendo las instrucciones del paquete.

  2. Mientras se cocina el arroz, prepara la verdura: calienta agua en una olla y cocina al vapor la zanahoria y el brócoli hasta que se ablande. Con cinco u ocho minutos puede ser suficiente.

  3. Después, corta la verdura cocida en trocitos pequeños y cuando el arroz esté listo mézclalo todo.

  4. Haz bolitas con la mezcla. Puedes añadir alguna especia para que tu pequeño pruebe otros sabores. Por ejemplo, puedes añadir un poquito de orégano o de albahaca.

  5. ¡Y listo! Ofrécele a tu bebé las bolitas cuando no estén muy calientes y deja que las explore a su ritmo. Verás que el solito se las llevará a la boca cuando esté preparado.

2. Falafel sencillo

Qué necesitas:

  • 1 taza de garbanzos secos

  • 1 poquito de cilantro fresco

  • 1 poquito de perejil fresco

  • 1 cebolla pequeña

  • Aceite de oliva virgen

Cómo hacerlo:

  1. Para esta receta necesitas tener un poco de previsión y dejar los garbanzos a remojo la noche anterior. Después tendrás que sacarlos y secarlos bien. También puedes usar garbanzos precocinados sin aditivos.*

  2. Después, introduce los garbanzos en un bol amplio junto con un poquito de cilantro y de perejil freso y una cebolla finamente picada.

  3. Tritura con la batidora de mano o con un procesador de alimentos hasta lograr una masa homogénea.

  4. Forma bolitas no muy grandes y fríelas en aceite de oliva. Escurre en papel de cocina según las vayas sacando. Si prefieres no usar aceite de oliva aún, puedes prepararlas al horno hasta conseguir un color dorado.

  5. Déjalas enfriar un poco y ¡a disfrutar!

* Si utilizas garbanzos precocinados, recuerda lavarlos previamente.

¡Di adiós a las irritaciones!

Pide ahora nuestro paquete de prueba gratuito y prueba 10 pañales hipoalergénicos y 15 toallitas biodegradables.

3. Tortitas de calabacín

Qué necesitas:

  • ½ calabacín

  • 1 huevo

  • ½ vaso de harina de avena

  • Aceite de oliva virgen

Cómo hacerlo:

  1. Lava, pela y corta el calabacín. Después ponlo a pochar en una sartén con un poquito de aceite de oliva virgen. Intenta que pierda toda el agua antes de pasar al siguiente paso.

  2. Cuando está listo, déjalo atemperar y mezcla después con el huevo y la harina de avena (también puedes usar copos de avena) y tritura con la batidora hasta lograr una masa fina.

  3. Calienta una sartén con un poquito de aceite. Cuando esté caliente, vierte un poco de la masa con la ayuda de una cuchara dando forma de tortita. Cocina hasta lograr un color dorado y dale la vuelta. Repite el mismo proceso con el resto de la masa. Saldrán 4 o 5 tortitas aproximadamente.

Nota: puedes ir variando la verdura y usar, por ejemplo, zanahoria, brócoli o calabaza.

4. Albóndigas de berenjena

Qué necesitas:

  • 1 berenjena

  • 1 cebolla

  • Pan rallado

  • Un huevo

Cómo hacerlo:

  1. Pela la berenjena y córtala en pequeños trozos.

  2. Calienta una sartén con un poco de aceite de oliva, corta la cebolla muy finamente y sofríela.

  3. Bate el huevo y añade un poco de perejil cortado previamente.

  4. Mezcla las verduras, el huevo con el perejil y un poco de pan rallado hasta lograr una masa manejable.

  5. Haz bolitas y disponlas sobre papel de horno en la bandeja a 180º y espera a que estén doraditas.

  6. Sácalas y déjalas enfriar en un plato antes de ofrecérselas a tu pequeño aventurero.

5. Hamburguesas de alubias

Qué necesitas:

  • 1 taza de alubias cocidas

  • 1/3 de taza de harina de avena o de espelta integral

  • 1 zanahoria rallada

  • Orégano

Cómo hacerlo:

  1. Introduce en un bol todos los ingredientes y machácalos con la ayuda de un tenedor. Si lo prefieres puedes triturarlo con una batidora pero intenta que no quede muy líquido. De ser así, compensa con más harina.

  2. Haz pequeñas hamburguesas y pásalas por una sartén pintada con aceite de oliva virgen o por el horno.

  3. ¡Listo! Como siempre, déjalas enfriar antes de que tu pequeño aventurero las disfrute.

LILLYDOO momlife with baby

Suscríbete a nuestra newsletter #momlife

¡Y recibe contenido personalizado cada dos semanas!

Recomendaciones para BLW

Aunque el método BLW se basa en darle autonomía a tu bebé, recuerda estar siempre presente para evitar accidentes y cortar los alimentos en trozos que permita que tu bebé los mastique con facilidad. Además, es importante que antes de empezar valores si tu pequeño aventurero está preparado para esta etapa. Algunas señales son:

  • Se mantiene sentado por si solo

  • Tiene una buena coordinación ojo-mano-boca y sabe llevarse objetos a la boca

  • Sabe masticar aunque no tenga dientes, es decir, con las encías

  • Demuestra interés por la comida

También es recomendable que prestes atención a las pautas proporcionadas por tu pediatra o asesora de BLW, ya que muchas de las recetas pueden hacerse con otros ingredientes, por ejemplo, carne o pollo. Nosotros solo te hemos dado algunas idea.

Por último, ¡ten mucha paciencia! Verás que tu pequeño aventurero primero va a querer familiarizarse con la comida antes de llevársela a la boca. Acompáñale en esta nueva aventura con mucho amor y respeto. En nuestro artículo comer con niños pequeños te damos algunas recomendaciones que seguramente te servirán de ayuda.

En este vídeo te enseñamos cómo cortar (y cómo no cortar) los alimentos para un BLW seguro.

Te podrían gustar también estos artículos

Comer con niños pequeños Artboard Created with Sketch.

Comer con niños pequeños

La infancia es la etapa en la que se asientan nuestros hábitos de vida futuros, y la alimentación es una parte muy ...

  • 5 min
Niños
Cocinar para tu bebé Artboard Copy 3 Created with Sketch.

Cocinar para tu bebé

El momento en el que tu pequeño aventurero comienza a tomar otros alimentos, además de la leche materna o, en su ...

  • 6 min
La vida del bebé
Alimentación complementaria: ¿cuándo y cómo empezar? Artboard Copy 3 Created with Sketch.

Alimentación complementaria: ¿cuándo y cómo empezar?

Llega un momento en el que tu pequeño aventurero comienza a necesitar otros alimentos además de la leche materna o la ...

  • 7 min
La vida del bebé